+543415557969 centro@medicinayarte.com

Es verdad, “mi cuerpo” indica una posesión, no una propiedad. Es decir, una apropiación sin legitimación. Poseo mi cuerpo, lo trato como quiero. Pero a su vez él me posee: me tira o me molesta, me ofusca, me detiene, me empuja, me rechaza. Somos un par de poseídos, una pareja de bailarines endemoniados.

 

Nancy Jean Luc. A la escucha. Ed Amorrortu 2007

 

 

 

error

¿Disfrutas la lectura? Por favor, pasa la voz :)

Abrir el chat
1
¿Consultas? Escribinos
¿Consultas? Escribinos