+543412412927 centro@medicinayarte.com

¿Partir?. ¿Hacia dónde? ¿Perderse?

Partir desde la tierra del arte, vientre del ser problemático y constitutivo, huevo y gallina al mismo tiempo.
Nacimiento enclenque del ser de lo sensible y de la razón genética que da vida a la producción de diferenciales y a una determinada conciencia.

Campo filosófico bergsoniano de capas granulientas, hechas de lo actual y virtual.
Dada vuelta, se conectan las imágenes, las nuevas voces, las nuevas relaciones. Dado vuelta la interioridad y la exterioridad no son más que relaciones entre imágenes: tipos de relación entre diferenciales.

¿Quién habla? ¿Qué importa quién habla en la clínica sin órganos?

Se desvanece la identidad y surge la curva de la singularidad.
Da nacimiento al Trans monstruo, por el agujero ya sin forma. Diferencias grandes y pequeñas que no se dicen de un sujeto o Uno sino que se alimentan del claroscuro o de la Diferencia.

Fallas en el yo. Cáscaras de formas vacías o formas sin órganos universales, dialécticos
Una cuestión de identidad humanista en Kant y Hegel.

¿Qué es el saber? Es la Voz de la ilusión en Kant ¿Qué puedo hacer?: El pregunta.
La Voz de la carencia hegeliana en la contradicción opositora: diferencia -carencia.

Cartografíar cuerpos hechos de contracturas y desvanecimientos

¿De qué modo y en qué condiciones se produce mi proceso de subjetivación?
¿Qué es lo que me bloquea y no me permite la sutura y el escape?.¿Cómo evaporar el marco de familia, “ascender a la superficie, de la superficie física , visible, a la titubeante superficie ontológica que es invisible?”. Olfatear la zona, hociquear-me .Percibir el olor del cruce, la imagen del grito, la zona desmarcada de entornos, de capas granuladas, casi fosforescentes.

¿Qué es lo que me bloquea y no me permite la sutura y el escape?.¿Cómo evaporar el marco de familia?

El sujeto performático , nacido de las sombras , surge en simultaneidad del salto del niño , que es al mismo tiempo, el juego del tablero del producto y del producir.
El niño salta y perfora el tablero, adopta la forma del entorno, al modo del cuadro de René Magritte, aéreo y terrestre, en estado de desvanecimiento.

Retirado el juicio de los sustantivos y adjetivos, se llena el mapa de arrugas. Se contrae y surge lo infinito, el verbo ondulante , la sonrisa del gato de Cheshire , la sensación de despegar ,“apenas desprendido de la tierra” , a través del caballo sin cabeza, de ese piel roja kafkiano. Aquel, el del deseo, el globo rojo de Paul Klee.

¡Qué le corten la cabeza!. ¡ qué le corten la cabeza ¡grita la Duquesa de Carroll .

El sentido se inflama en el crepitar del plano arrugado, se contrae aún más, algo se despega , algo se vacía

Hace muecas extrañas y se vuelve vacilante .Tiembla el cuerpo sin cabeza.

¿En qué sentido?, ¿en qué sentido?, dice el pájaro, en su repetido coreografiar aires y cemento. Otra clínica.

«Si uno pudiera ser un piel roja siempre alerta, cabalgando sobre un caballo veloz, a
través del viento, constantemente sacudido por la tierra estremecida hasta arrojar las
espuelas, porque no hacen faltas espuelas, hasta arrojar las riendas porque no hacen
falta riendas, y apenas viera ante sí que el campo era una pradera rasa, habrían
desaparecido las crines y la cabeza del caballo.».
El Deseo de ser piel roja. Percepciones. Kafka»:

Stella Angel Villegas. Directora del Centro de Estudios e Investigación de Medicina y Arte. El esquizoanalisis en la medicina como acontecimiento de torsión y micro fugas de disenso.- esquizoanalisis.com.ar-medicinayarte.com

Abrir el chat
1
¿Consultas? Escribinos
¿Consultas? Escribinos