El ritual como performance
No toda performance es un ritual, pero sí todo ritual es una performance

El inconciente maquínico es una especie de máquina que se produce en la misma intersección del habla y del actuar tanto personal como social. Conjunto de operaciones vueltos al futuro. Pantalla táctil o fábrica de nuevas máquinas, mapas de inconcientes, imágenes y palabras envueltos en lo cotidiano. Semiótica que no remite a un conductismo lingüístico o racional
Producción de subjetividad que es capacidad de un conjunto, de transformación de palabras, imágenes y funciones de la persona y la tierra que la habita. Al modo de las tribus o sociedades primitivas, la música, la danza, la función de los rituales, en la singularidad de mi cotidiano

Escuchar el ritornelo, el arquetipo, lo otro en mí, el sonido de la transformación. Sonido de lo que se produce. Virtual que anticipa al ritornelo, cuando no se enuncia como familiar.
Los conectores funcionan como biovectores o vehículos semióticos posibilitantes de mutaciones rizomáticas que producen diversos modos de subjetivación, en campos de la cibernética, la semiótica, la etnología y la etología.
La confección del rizoma (…) no descifrará un inconciente ya constituido, cerrado sobre sí mismo, lo construirá. Contribuirá a la conexión de campos, al desbloqueo de cuerpos sin órganos estratificados, vacios o cancerosos, y a su apertura máxima sobre el plano de consistencia maquínico. (…)Tipo de performance colectiva. Líneas de fuga. Guattari